Compartir en redes sociales

Navegación

BBVA sobre wearables: ¿la banca está preparada?

El centro de innovación del BBVA publicó a primeros de este año un informe de 25 páginas sobre wearables. El análisis los describe como una (r)evolución de los dispositivos móviles y resulta muy interesante por su concreción y orientación a proveedores de servicios.

El informe se apoya en estudios del Workforce Institute de Kronos Incorporated, Accenture o Telefónica España e ilustra como pocos el trade-off que perciben los consumidores entre privacidad y utilidad de tecnología ponible. El análisis de BigData aplicado a wearables permite a las empresas mejorar la eficiencia y la productividad a partir de los flujos de trabajo de los empleados. Siendo conscientes de las ventajas, los usuarios se preocupan por los límites de su intimidad y por los fallos de seguridad que afecten a estos dispositivos. Con todo, el 70% de los encuestados opinan que los wearables pueden mejorar las condiciones de un entorno de trabajo. wearables-trabajo

Entrando más a fondo en hábitos de consumo y fuera ya del ámbito laboral, el informe destaca cómo las actividades de ocio son el principal reclamo para la compra de wearables seguidas de una buena integración con redes sociales y de cierta gamificación de las actividades que con ellos se realicen. Estos reclamos serán especialmente efectivos en los millenials, el colectivo más predispuesto a comprar pulseras, relojes y gafas conectadas a la red. opiniones-wearables

La última parte del estudio presenta las ventajas que disfrutarán distintos sectores de formar parte de la revolución. En Neosentec nos gusta especialmente la mención a la banca wearable que se suele dejar de lado en estos informes frente a sectores tradicionalmente más innovadores como el de la salud. Sin embargo, esta tecnología permitirá a los bancos facilitar las transacciones en cualquier momento y lugar y a los comercios mejorar la experiencia de los clientes con pagos más sencillos, sistemas de fidelización y publicidad más segmentada.

La banca wearable no es otra cosa que una versión actualizada de la banca móvil y en este sentido cabe recordar datos como que en los primeros 3 días de vida de Apple Pay para iOs, los usuarios de la manzana añadieron a la plataforma más de un millón de tarjetas de crédito. En la medida en la que aumente la percepción de seguridad de los wearables y se innove en el desarrollo de aplicaciones, el mercado generará beneficios para todas las partes.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario