Blog

La realidad aumentada como recurso educativo

La realidad aumentada tiene numerosas aplicaciones en diversos sectores, pero sin duda, su uso en educación y formación es algo que ofrece muchas posibilidades. En primer lugar la realidad aumentada proporciona un canal interactivo con el alumno, de modo que en todo momento se puede formar parte de una experiencia más enriquecedora.

El proceso de aprendizaje, por tanto, suele conllevar un proceso de entretenimiento asociado, lo cual mejora el estímulo y la motivación del receptor, en este caso del alumno, el estudiante, o el trabajador. Además, el hecho de poder visualizar la información con perspectiva, ayuda, en muchos casos, a hacer que el aprendizaje sea más rápido y efectivo. El impacto que estas mejoras puede generar en los distintos procesos formativos y educativos es enorme. Incluir técnicas innovadoras como estas nos permite medir dicho impacto, y comenzar a adaptarnos a un futuro tecnológico que cada vez está más cerca.

Realidad aumentada en el aula: libros de texto

Dentro de la separación que hacemos de la realidad aumentada, una de ellas se basa en la realidad aumentada sobre imágenes o marcadores. Esta es la más clásica de las aproximaciones, pero suele ser muy útil en escenarios donde contamos con un soporte previo, generalmente textual: libros, revistas, flyers publicitarios, o incluso un mapa turístico.
Este tipo de aplicaciones pueden ser desarrolladas para cualquier tipo de móvil, tanto Android como iOS.

En este ejemplo podemos ver cómo se puede aportar información visual sobre el mismo contenido de un libro de texto, aportando al alumno una experiencia de un nivel superior, donde no solo se tiene que imaginar cómo funcionan las cosas, sino que lo puede ver con sus propios ojos.
Además este tipo de contenidos virtuales pueden ser fácilmente modificables, de este modo se puede contar con un soporte físico común, algo que aporta flexibilidad al profesorado a la hora de seleccionar contenidos, y que se va actualizando de manera gradual sin necesidad de generar nuevas ediciones, con el consiguiente gasto de papel. Puede que en el aula del futuro la mayoría de los contenidos solamente estén en ese mundo aumentado, evitando además que nuestros hijos tengan que llevar excesivo peso a sus espaldas. Toda la información que necesitan estará en la nube, accesible desde cualquier sitio.

Modelos 3D a escala real: contenidos de cualquier tipo

También puede recrear mundos imaginarios sobre estancias o espacios reales, y además mostrar modelos 3D a escala real, lo cual puede resultar tremendamente útil para mostrar ejemplos claros de lo que se está preguntando o examinando.
En el siguiente vídeo utilizamos nuestra plataforma Onirix para generar un modelo 3D del espacio, y poder colocar dentro de él los diferentes contenidos a nuestro gusto. También podemos incluir rutas que sirvan como puntos de control o preguntas de un examen, y diferentes contenidos en forma de cuestiones sobre las partes de los modelos 3D seleccionados. Esto genera una cantidad de posibilidades inimaginable, desde preguntas asociadas a anatomía, como es el caso; a cualquier tipo de contenido que se nos pueda ocurrir: sistema solar, arquitectura, geografía, partes de un motor, y un largo etc.

Realidad aumentada sobre el mundo real: formación profesional

Además es importante tener en cuenta que la realidad aumentada proporciona información sobre el mundo que nos rodea de una manera contextualizada. Esto implica que nos aporta datos relevantes sobre todo aquello que tenemos a nuestro alrededor, y situados físicamente donde deben estar. De este modo puede resultar una herramienta muy útil para formarnos sobre elementos reales: maquinaria industrial, el motor de un avión, los diferentes componentes de un laboratorio, etc.

Es por tanto una herramienta muy útil en procesos de formación profesional, simulacros, o simplemente para seguir las indicaciones en la reparación de cualquier tipo de averías. En el ejemplo anterior vemos cómo un operario utiliza unas Hololens para poder visualizar esta información. Este tipo de experiencias no siempre requiere de dispositivos tan avanzados, aunque está claro que las posibilidades que ofrecen son mucho mayores.

No obstante, es cuestión de poco tiempo, que el mercado ofrezca muchas más opciones tanto a las empresas que desarrollamos productos de realidad aumentada, como a los consumidores que quieren innovar en su día a día mediante esta tecnología.

Resulta evidente que aprender de una manera interactiva y entretenida hace que el proceso sea más efectivo, y que la información sea retenida mejor y durante más tiempo, tanto por niños como por adultos.

Comentarios (0)

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *