Blog

Sistema Galileo: la evolución europea de GPS

El sistema Galileo entra en funcionamiento. Así lo ha anunciado la Comisión europea su comunicado de prensa del pasado 14 de Diciembre de 2016. Es una muy buena noticia, puesto que teniendo en cuenta algunos incidentes del pasado donde algunos de los satélites se habían situado en órbitas erróneas, parecía que el proyecto Galileo se iba a retrasar aún más de lo que ya se llevaba postergado desde su formalización.
Con este proyecto, la Agencia Espacial Europea (ESA) se suma a la carrera de la geolocalización, previamente iniciada por los satélites estadounidenses, con su archiconocido sistema GPS, y a los rusos, con GLONASS.

Para empresas como Neosentec, donde uno de los principales ejes tecnológicos es la geolocalización (tanto en proyectos como Lazzus, como en otras posibilidades de unir esta tecnología junto con la realidad aumentada); esto implica que podamos mirar al futuro con una nueva perspectiva, que hasta hace poco eran cantos de sirena, pero ahora parece que se convierte en algo mucho más real.

¿Qué implica la puesta en marcha del proyecto Galileo?

Básicamente estamos hablando de mejora de precisión o reducción de error. Con los sensores que disponemos para uso civil actualmente, en cualquier teléfono móvil, o en otros dispositivos inteligentes, tenemos una precisión que puede rondar un error en torno a los 5-10 metros.
Para usos cotidianos como utilizar Google Maps para ir de un lugar a otro la precisión no es algo crítico, pero en aplicaciones como Lazzus, donde ayudamos a personas ciegas o con discapacidad visual, la precisión es un factor determinante. Con Galileo se espera poder llegar a errores inferiores a 1 metro de distancia, en el 90% de los casos. Esto también implica que los sistemas podrán ser cada vez más autónomos, puesto que tendrán un mayor conocimiento de su entorno (pensemos por ejemplo en los drones).

content-resources-library-galileo

¿Cuándo se va a poder aprovechar esta tecnología?

En este momento se dispone de 18 satélites, y poco a poco la ESA irá añadiendo más satélites a su constelación, hasta llegar a los 30. Se espera que sea en 2020 cuando la constelación esté completa, y podamos disfrutar de esa mejora sustancial en nuestra localización. Además, los dispositivos móviles deberán ir incluyendo sensores que soporten este sistema. Empresas como Qualcomm ya los empiezan a incluir en sus procesadores Snapdragon; y muchas otras lo empezarán a hacer también, tarde o temprano. Por ejemplo la empresa española BQ fue la primera en incorporar soporte para Galileo en uno de sus teléfonos.
No obstante, y aunque la constelación no esté completa, podremos beneficiarnos de mejoras progresivas de la precisión en un uso combinado con de Galileo, GPS y Glonass desde este mismo momento, pues la señal ya es triangulable.

¿Cómo vamos a utilizar Galileo en Neosentec?

Desde Neosentec, entre otras cosas, nos centramos en el desarrollo de dispositivos vestibles o wearables, y ya hemos comenzado a hacer pruebas con sensores de GPS diferencial, que básicamente utilizan estaciones terrestres para realizar correcciones sobre la señal emitida por el sistema GPS.

gps diferencial

En esta imagen se puede observar una ruta realizada en el parque tecnológico donde trabajamos, con un sensor GPS convencional que puede tener cualquier teléfono (línea azul) y su correspondiente mejora mediante DGPS o GPS diferencial (línea verde). Se puede apreciar como la existencia de errores con este tipo de correcciones decrece considerablemente. Aún así se espera que con Galileo esto se convierta en algo mucho más estandarizado y preciso en el futuro.
Estamos trabajando para incorporar todos estos avances al futuro de Lazzus, donde tendremos la oportunidad de desarrollar una pulsera que permita a personas con discapacidad visual orientarse de una manera sencilla, independiente del teléfono móvil, y con una precisión total.
Además de esto, vemos un enorme potencial en la unión del posicionamiento con la realidad aumentada. Si queremos situar elementos visuales en nuestro entorno, la precisión es un factor capital, para lograr que la información esté justo donde se espera que esté en nuestro mundo real. Con ello, nuestro objetivo es desarrollar aplicaciones donde de un simple vistazo podamos saber, por ejemplo, cuáles son las playas que estamos viendo a lo lejos, y convertir una vista desde un lugar tan increíble como el Cabo Vidio

Vista desde el Cabo Vidio
En algo como esta vista obtenida desde el visor de Google Maps:

Vista desde Google maps 3D

Que llevado a una vista con realidad aumentada sería algo así:

Vista con realidad aumentada desde Cabo Vidio

Desde Neosentec vemos esta tecnología como una nueva oportunidad, y nos quedamos con las palabras del Vicepresidente de la Comisión Maroš Šefčovič: “Hoy hago un llamamiento a los empresarios europeos y les digo: imaginad lo que se puede hacer con Galileo; no esperéis, innovad”. Nosotros ya nos lo hemos imaginado, es el momento de ponerse manos a la obra.

Comentarios (0)

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *